Tiro con Arco con Josep Reche (inicio)

 

 

TIRO con ARCO del ROJO al AMARILLLO (II)

 

(por Miquel Todd) Traducido por Angelo Gil y Eulalia Durall

 

PIENSA EN BUENOS TIROS

 

Tal como se piensa, así se vive... intenta pensar en dieces y buenos tiros... después de todo, es muy fácil pensar así y mucho más agradable. Después de hacer un diez, frecuentemente los arqueros se precipitan en hacer el próximo tiro, y haciéndolo así, pierden el placer del diez y a menudo ese tiro.
Cuando hagas un diez, esto se debe considerar como un hecho, y no como algo extraordinario. No se debe aceptar sin entusiasmo ni tampoco con excesiva celebración. No importa cuantas veces hagas diez; son hechos. Después de todo es lo que intentas conseguir precisamente. Cualquier logro, pequeño o grande, debe de hacerte feliz. De acuerdo con eso cuando hagas un diez, sonríe y alégrate de él, piensa en lo que hiciste para alcanzarlo, comprueba que fue bien tirado y concéntrate en hacer lo mismo de nuevo. Toma cada flecha como una satisfacción individual. Toma cada éxito como el fundamento de una nueva satisfacción y éxito aún mayor. La satisfacción está en el esfuerzo, en superar problemas y dejarlos atrás.
La confianza es conocimiento. Tirar es como saltar de un avión con el paracaídas. Si el paracaídas se ha comprobado y empaquetado cuidadosamente, la confianza que da es tan grande, que sabes se abrirá suavemente y con seguridad. Si no se ha comprobado y se ha empaquetado de forma descuidada, tendrás una molesta duda en tu mente, elemento fatal para poder hacer buenos tiros.
No pienses nunca en tus malos disparos. Cuando menos te detengas en ellos, menos probabilidad tendrás de repetirlos. Concéntrate en los buenos. Analízalos y asegúrate de que haces lo mismo de nuevo... cuanto más infundas en tu mente los buenos tiros, más conseguirás repetirlos y mejorarlos hasta conseguir ese estado en el que solo pienses en los buenos tiros.

 

FIJACIÓN DE UNA META Y DEL ULTRA-POTENCIAL

 

Tu meta no debe fijarse tan alta que sepas interiormente que no la puedes alcanzar, ni tan baja que sepas que la alcanzarás con seguridad. Una meta debe fijarse siempre de forma que sepas que es posible alcanzarla y debe de ser tal, que siempre esté más alta que tus logros habituales. Esto parece lo correcto, pero plantea un problema: ¿Cuál es el punto que posiblemente puede ser alcanzado y permanezca por encima de tus resultados?
Me llevó años establecer esto de una forma concreta, una forma que mi mente aceptara el que yo pudiera hacerlo, impidiendo que esta quedase en blanco y fuera un punto improbablemente alcanzable.
No pretendas algo que sabes no poder alcanzar. Por otro lado no tendrá sentido el logro de alcanzar algo que sabes que no puedes hacer. El logro es un desafío que hace todo el trabajo duro para conseguir un mérito. Un desafío es algo que te hace esforzar. Que te lleva a tus límites. El esfuerzo de aceptar el desafío en sí mismo, tiene que ser un mérito, de otro modo faltará el verdadero incentivo. El incentivo tiene que existir siempre. El desafío tiene que buscarse siempre. El placer está en perseguirlo.
Analicemos la siguiente puntuación:

 

10
9
7
7
7
7
=
47
-2.5
-2
10
9
9
8
8
6
=
50
-2.5
-2
10
10
9
8
8
8
=
53
-0.5
-0
10
9
9
9
8
7
=
52
-1.5
-1
10
10
9
8
7
6
=
50
-3.5
-3
10
9
9
7
7
7
=
49
-2.5
-2
 
116
99
88
301
-13
-10
 
A
B
C
D
E
F
     

Sumando las cuatro series mejores (2ª, 3ª 4ª y 5ª) se tiene un total de 205 puntos, que equivale a 307 en 36 flechas. Este resultado es obviamente alcanzable con solo eliminar las dos series peores. Lo que puedes conseguir en un 67% de las veces, lo puedes conseguir siempre, solo con algo más de esfuerzo.

Ahora busquemos el ultra-potencial de esta puntuación.
Las flechas medias de cada serie (columna B) suman un total de 99, esto es 8,25 por flecha. Simplemente mejorando las dos peores de cada serie (columna C) hasta el valor promedio de 8,25 ganaremos 13 puntos (E) con lo que elevamos nuestra puntuación 301 a 314.

Este es el ultra-potencial derivado de la puntuación D y es, obviamente alcanzable. Para un cálculo más rápido, el ultra-potencial es igual a la suma de A más dos veces B (UP=A+2·B). Básicamente haremos que nuestras dos flechas peores lleguen a 8 por flecha, para aumentar la puntuación como se indica en la columna F. Esta es la meta que se debe fijar para esta distancia. Obviamente, cuando mejores son las puntuaciones, el ultra-potencial será mas elevado manteniédose este equilibrio más allá de nuestra puntuación.

Refiriéndose al capítulo anterior un camino rápido de ver si uno es básicamente un arquero C o P, es comparar la puntuación equivalente de las 4 series mejores (307 en el ejemplo) con la puntuación ultra-potencial (314). Si estas dos cifras están próximas, se trata de un arquero C, mientras que si hay una gran diferencia es P.

COMO ENTRENAR

Primeramente, como ya lo han establecido muchos arqueros antes que yo, aunque nunca se ha insistido suficientemente, hay que decir que el tiro con arco es un deporte de control mental. Uno puede estar fisicamente a punto y tener una técnica estable y firme, pero el camino hacia la perfección está en el control mental.
No conseguirás el control de tu mente precipitándote al lugar de entreno después de un día tenso de trabajo, para darte un atracón de tiro durante una hora. Tienes que eliminar tu tensión, ciertamente; pero no mejorarás tu tiro. Si quieres tirar después del trabajo, por la tarde no te precipites. Tomatelo con calma. Relájate primero un poco; después concéntrate en tirar unas pocas flechas realmente bien más que tirar una distancia completa. Trabaja en un proyecto, preferentemente con alguien que te observe (no es preciso que sea arquero). Explícale lo que debe observar y analiza los resultados.

Personalmente he notado, que tirar después de un día dificil de trabajo me lleva un tiempo antes de estabilizarme. Durante ese tiempo mi confianza se rompe, y normalmente adquiero malos hábitos. A menos que tengas tiempo para estabilizarte antes de empezar a tirar en tu sesión de entrenamiento “después del trabajo”, el entrenamiento no te ayudará y hasta puede causarte serios problemas. La tentación de tirar una distancia completa tiene que vencerse, a menos que tengas mucho tiempo. Recuerda que tu mente está embotada y consecuentemente necesitarás mucha más concentración de la normal. La concentración requiere una mente aguda y una gran cantidad de energía.
El entrenamiento equilibrado está constituido por un número importante de elementos: Desarrollo y mejora de una técnica firme y constante.
Puesta a punto física y relajación. Investigación y análisis. Tirar para conseguir el centro. Tirar en condiciones climáticas adversas. Tirar más rápido y más lento de lo normal. Concentrarse en condiciones de distracción.

La técnica firme y constante tiene dos vertientes: el lado estático y el lado dinámico. Esto se encuentra fácilmente en artículos y tratados de tiro con arco. Léelos detenidamente asegurándote de que entiendes realmente lo que el autor quiere decir, y piensa si lo leído puede ayudarte. Si te es posible, discútelo con otros arqueros de tu mismo estilo o con tu entrenador. La discusión puede reforzar o hacer que rechaces las teorías leídas.
Piensa que lo que es importante para un arquero campeón, no es necesariamente tan esencial para uno que sube y se está haciendo. Cosas que pueden ser obvias o de segundo grado para un campeón, pueden estar lejos de ser obvias o de segundo grado para ti.
No intentes trabajar en todo a la vez. Trabaja primero en los puntos mayores. Afina luego tu técnica en los puntos más sutiles. Sube la escalera de peldaño en peldaño.

La puesta a punto física se puede adquirir por medio de una gran variedad de caminos. Desde diferentes formas de ejercicios y deportes, a dietas especializadas. Yo no soy partidario de llevar a cabo ninguno de estos sistemas extensamente; pero creo que un poco de cada uno es importante. Ejercicios naturales como el caminar, correr u otro deporte, complementados con comidas regulares y equilibradas es mi consejo.
Si el tiempo es el problema, haz lo que me he visto obligado a hacer yo: diez minutos escasos de ejercicios cada mañana no tienen excusa alguna. Diez minutos cada mañana (excepto en días de concurso) es mejor que un programa más complejo que se deje de practicar cada dos por tres. Además un exceso de ejercicios, a menudo puede hacerte perder el punto de control físico tan necesario en tiro con arco.

La relajación que se logra manteniéndose tranquilo, sonriente, con soltura y durmiendo correctamente: aunque considerada con atributos naturales innatos, se puede realmente desarrollar.
El mantenerse tranquilo depende de dos cosas: No preocuparse de las cosas que estan fuera de tu control y mantener tu punto óptimo. La investigación demuestra que el 85% de todas las preocupaciones tiene relación con el pasado o con el futuro, por lo que ninguna de ellas puede ser controlada. Mantener tu punto óptimo, es tan simple que si no es suficientemente bueno, no tiene sentido inquietarse por ello. Todo el mundo es capaz de sonreir de vez en cuando, incluso si te ves forzado a hacerlo en cada ocasión. El sueño sano se logra mediante un equilibrio entre el cansancio mental y físico. Si estás mentalmente exhausto, tienes que hacer algunos ejercicios físicos que requieren poco esfuerzo mental.
Si estas fisicamente exhausto tienes que hacer ejercicios mentales que requieran poco esfuerzo físico. Está claro que si puedes equilibrar los dos factores a lo largo de todo el día, tienes la respuesta perfecta.
Dormir mucho es tan perjudicial como dormir poco. Cada uno tiene su tiempo de sueño óptimo para una vida saludable.

La investigación juega un papel clave en todos los proyectos, tanto para una gran empresa como para un éxito individual. La investigación se busca en ideas y en experimentación. El análisis consiste en anotar los resultados y sacar conclusiones de ellos. Cuando más investigues más elementos de juego tendrás a tu disposición. Cuanto más precisos y perspicaces sean los análisis, más te beneficiarás de los datos de la investigación. Cuando tires bien, la investigación es de una importancia peculiar, ya que las conclusiones se pueden deducir casi instantaneamente.

Tirar para conseguir el centro es lo que hace la mayoría de los arqueros todo el tiempo. Para ellos, tocar el centro, sin mirar como, es todo lo que importa. Si su técnica y equilibrio mental no son los correctos, pronto tendrán serios problemas. El arquero que se concentra en conseguir una agrupación mediante un tiro correcto y después desplaza esta agrupación hacia el centro, podrá ser el vencedor en un recorrido largo. Tirar para lograr el centro, no obstante, constituye una parte importante del entrenamiento.

Tirar en condiciones climáticas adversas es muy importante. Solo entrenando así aprenderas a afrontarlas, cuando aparezcan en una competición. Emplea tus sesiones de entrenamiento en malas condiciones climáticas para conseguir dominar e investigar sobre asuntos como: puesta a punto del arco, tecnica de tiro, selección de flechas, plumas, ropa más adecuada y evaluación de la deriva.

Tirar más lento o más rápido de lo normal. Tiempo por distancia, no por flecha, es un buen entrenamiento, ya que te prepara para las variaciones que puedas encontrar en torneos. Variar los espacios entre distancias te ayudará por la misma razón. Hacer interrupciones entre distancias puede romper el ritmo que estabas llevando; pero si aprendes a conseguirlo de nuevo después de la interrupción, tienes mucho ganado.

Concentrarse en condiciones de distracción es una de las cosas más importantes para aprender, si realmente quieres mejorar tu tiro

 

Tiro con Arco con Josep Reche (inicio)